viernes, 21 de julio de 2017

¿LA COALICIÓN EVANGÉLICA CREE EN LO DETESTABLE DE LA HOMOSEXUALIDAD?


[Esta es parte de una serie de varias partes que investiga los sutiles cambios en las opiniones conservadoras sobre la homosexualidad. Primera parte aquí y tercera parte, no traducida, aquí]

La promoción de Sam Allberry por The Gospel Coalition (TGC) es desconcertante.

Esto es desconcertante a causa de las enseñanzas de Allbery. Y a su vez, una investigación de esas enseñanzas públicas plantea una importante pregunta sobre la promoción de La Coalición del Evangelio (TGC) de este hombre: ¿Cree la Coalición Evangélica en lo detestable de la homosexualidad?

El libro de Allberry, ¿Dios es Anti-Gay?, fue publicado en 2013. Este libro fue cordialmente revisado en el sitio web de TGC y promovido en todo el mundo con brillantes respaldos de otrosrespetables líderes reformados [Como Carl R. Trueman del blog Reformation 21, Steve Timmis, Director Acts 29 Europa, Jonathan Leeman, Director Editorial de 9MarksRussell D. Moore, Comisión de Ética y Libertad Religiosa, Convención Bautista del SurAndrew Wilson, pastor y bloguero de thinktheology.co.ukPaul Levy del blog Reformation 21, Nota del Editor].

Allberry es un editor de TCG. Mientras tanto, sus compromisos como conferencista se extendieron y su video de 2017 vino a través de un enlace en mi Facebook:

“Me atraen las personas del mismo sexo y lo han hecho toda mi vida. Con esto quiero decir que tengo atracciones sexuales, románticas y emocionales con personas del mismo sexo. Elijo describirme de esta manera porque la sexualidad no es una cuestión de identidad para mí, y eso se ha llegado a ser una buena noticia”.

Una admisión tan detallada es impactante. Decidí investigar la historia de fondo del video mencionado. Allberry, un ministro de la iglesia anglicana, suscribió (firmó) una carta pública, junto con otros pastores, al Colegio y la Cámara de Obispos con respecto a la cuestión que abordó en el video de 2017:

“Estamos comprometidos a construir una iglesia genuinamente acogedora para todas las personas, independientemente del patrón de atracción sexual que experimenten. Acogeríamos con beneplácito las iniciativas para ayudar a las iglesias locales a hacerlo de una manera que sea afirmativa y consistente con las Escrituras y esperamos apoyar sugerencias que ustedes deseen llevar al Sínodo para ese efecto”.

Con ese fin instaron a los Obispos a no contradecir los “Asuntos de la Sexualidad Humana” y la Resolución Lambeth 1.10. Esa resolución declara el mismo objetivo:

“Pedimos a la Iglesia ya todos sus miembros que trabajen para poner fin a toda discriminación basada en la orientación sexual y oponerse a la homofobia”.

La resolución da una explicación adicional de sus puntos de vista, incluyendo las de Allberry sobre la sexualidad:

“Aquellos que se comprenden a sí mismos como homosexuales, ni más ni menos que los que no lo hacen, están sujetos a falsas interpretaciones basadas en historias personales o familiares, disposiciones emocionales, entornos sociales y solidaridades formadas por experiencias o ambiciones comunes. Nuestros afectos sexuales no pueden definir quiénes somos más que lo que nuestra clase de raza o nacionalidad lo hace. En el nivel ontológico más profundo, por lo tanto, no hay tal cosa como 'a' homosexual o 'a' heterosexual [sic]; Por lo tanto, hay seres humanos, hombres y mujeres, llamados a ser redimidos en Cristo, dotados de una compleja variedad de potencialidades emocionales y amenazados por una compleja variedad de formas de alienación".

Pero acaso ¿Adán y Eva no eran heterosexuales? ¿Cómo cumplían el mandato de creación? ¿Eran sólo seres humanos abstractos sin identidad sexual? ¿De otra manera, es la heterosexualidad meramente una ficción creada para que seres humanos asexuales procreen? ¿Qué significan estas palabras? Si los afectos y las actividades de la sexualidad no forman parte de la constitución humana, ¿entonces la atracción homosexual es acaso un pecado?

Al hacer un espacio seguro para las personas homosexuales atraídas por el celibato, esta resolución ha cortado la garganta de la piedad sexual.

Investigué más.

La Resolución Lambeth 1.10 también es respaldada por los tres miembros fundadores de Living Out, una organización diseñada para ayudar a los cristianos que luchan con la homosexualidad. Allberry es uno de esos fundadores

Living Out es promovido por TCG. Dos de los tres fundadores son escritores de TCG (Allberry y Ed Shaw). Y los libros de esos fundadores son revisados ​​favorablemente por TGC. 

La meta declarada de Living Out es "[ayudar] a construir iglesias más bíblicamente fieles y compasivas, donde todos se animen a ser más parecidos a Cristo sin importar su sexualidad y donde no se tolera la homofobia".

Pero ese no es el único objetivo de Living Out:
“Ayudar al mundo entero a escuchar y entender que hay más que un solo guion viable para aquellos que son atraídos hacia el mismo sexo. Así que hemos compartido nuestras historias en eventos públicos, también On-line, y a través de los medios de comunicación para comunicar que muchos cristianos atraídos por el mismo sexo están contentos con su sexualidad y la enseñanza de la Biblia sobre las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo”.

Permítanme citarlo de nuevo: “que muchos cristianos atraídos por el mismo sexo están igualmente contentos con su sexualidad y la enseñanza de la Biblia sobre las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo”.

¿Es esto un error tipográfico? ¿Una declaración equivocada? Tal vez feliz significa satisfecho o aceptable. Seguramente no significan lo que escribieron. Pero, ¿quién usaría la palabra feliz para describir a alguien que lucha con la atracción de los niños? ¿Acaso la normalización social de la homosexualidad ha entorpecido nuestro discernimiento? ¿Se ha transformado nuestra teología para mezclarse con nuestro ambiente pagano?

La meta expresa de Living Out incluye ser feliz con la atracción por el mismo sexo y la enseñanza de la Biblia sobre las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo tiene sentido, si la atracción del mismo sexo como tal no es pecaminosa. Y Allberry afirma lo mismo:

"Quiero mantener la tensión entre dos cosas, Santiago capítulo 1 es de ayuda porque me recuerda que cuando experimento cualquier forma de tentación no es algo de lo que puedo acusar a alguien más, pues estas provienen de mi propios deseos, provienen de mi interior, esa tentación, así que, necesito aceptarla como algo mío; pero al mismo tiempo no es algo que yo haya escogido experimentar, esa forma de tentación. Así que, no estaría a gusto con afirmar que la atracción al mismo sexo es pecado. Es una forma de tentación, tentaciones que provienen de dentro, de mi corazón, y por lo tanto debo resistir la tentación, pero pienso que como cristianos necesitamos hacer una distinción entre tentación y pecado". (Entrevista de White Horse Inn, 2015, énfasis añadido).

Teniendo en cuenta la desensibilización de los cristianos a los pecados sexuales de nuestra época, debo destacar la asombrosa afirmación de Allberry. Simplemente reemplace “atracción por el mismo sexo” por “atracción infantil” o “atracción animal”. Recuerde, que por “atracción” Allberry entiende “atracción sexual, romántica y emocional”.

¿Se encogía de hombros sobre tales afirmaciones el cristiano común? ¡Por supuesto, porque la atracción por el mismo sexo es un pecado! Está prohibido por la Palabra de Dios tanto como la atracción infantil o atracción animal. Santiago 1:14 nos advierte que tal tentación surge porque la atracción pecaminosa ya está en nuestra carne -la carne que los teólogos han denominado el pecado original.

Esta aparente minimización de la culpabilidad de la corrupción inherente (Romanos 7:14ss.) es un problema clave para esta organización. Y explica una serie de afirmaciones de otro modo preocupantes que descubrí.

Considere lo siguiente de "¿Cómo Debo Responder si Mi Hijo Viene a Mí":
"El hecho es que nadie sabe a ciencia cierta qué causa la orientación sexual de nadie - ya sea recta, L, G, B, T, o cualquier otra cosa. Por lo tanto, especular con su hijo acerca de los orígenes de su sexualidad probablemente no lo llevará a ninguna parte de todos modos. Pero lo más importante es que especular con su hijo le envía el mensaje no tan sutil de que usted se siente incómodo con su sexualidad y no lo considera como "normal"  (mientras que, como acabo de señalar, la sexualidad de nadie es ‘normal’ en un mundo caído. Muy poco normal”.
una de las cosas que pueden necesitar para ser tranquilizado [cuando su hijo le confiese su homosexualidad] es que esto no cambia nada. Todavía ellos son los mismos. Mientras que su sexualidad es una parte importante de ellos que usted debe aceptar y no negar, eso no es la totalidad de lo que son”.

Tener deseos homosexuales es “una parte importante de ellos” y tú, querido lector, debes aceptar eso. Esto tiene sentido si la llamada atracción del mismo sexo no es un pecado.

Considere también las aseveraciones de “¿Living Out apoya la 'Cura gay’ o la 'Terapia de Conversión'?”:

“Nuestra creencia es que todos tenemos deseos sexuales caídos (ya sean heterosexuales u homosexuales), y que lo que necesitamos no es más heterosexualidad o menos homosexualidad, sino la santidad encontrada en Jesucristo”.
“El enfoque en cambiar los deseos sexuales de una persona para finalmente cambiar su identidad sexual es el camino equivocado. Creemos que es esencial ayudar a las personas a aceptarse tal como son, así como Dios nos acepta tal y como somos. Esto incluirá aceptar nuestra orientación sexual, aunque también incluirá aceptar nuestra identidad sexual dada por Dios como mujer o varón”.
"Si los homosexuales o las personas del mismo sexo necesitan ayuda o psicoterapia, no es porque sean homosexuales o del mismo sexo (énfasis original)".

El autor afirma que la santidad de Dios excluye la heterosexualidad. La base para la atracción sexual, el afecto y la acción, no es la heterosexualidad según Living Out. ¡Esto es asombroso!

Igualmente sorprendente es la justificación ofrecida: “Creemos que es esencial ayudar a las personas a aceptarse tal como son, así como Dios nos acepta tal y como somos”. ¿Cómo es este razonamiento diferente de cualquier otro argumento liberal en los últimos cincuenta años? Los cristianos no deben aceptar el pecado que reside fácilmente en ellos. Ese es el punto de Romanos 7.

Por último, Allberry recientemente ha tuiteado una opinión extraña: “La Escritura tiene una teología del matrimonio, no de la homosexualidad”.

Dada la evidencia hasta ahora, esta visión tiene más sentido. Otro artículo de Living Out (“¿Por qué no dices que eres gay?”) explica el pensamiento detrás de la cita de Allberry:

“La Biblia no sabe nada del concepto de ‘orientación sexual’ - por lo que nadie es referido en la Biblia como gay, lesbiana, heterosexual o bisexual. La palabra de Dios habla sólo de las prácticas sexuales, es decir, las que son agradables a Dios (el sexo dentro del matrimonio, que es entre un hombre y una mujer) y las que no son (todo demás sexo, sea cual sea el contexto)".

¿La Biblia habla solamente de prácticas sexuales? ¿Qué pasa con los pensamientos sexuales? ¿O la atracción sexual? ¿Los Proverbios ya no forman parte de su Biblia?

Cualquiera de estas citas es suficiente para una segunda lectura. Recolectadas juntas deletrean la palabra advertencia. Tomado junto con la absoluta negación de Allberry de la culpabilidad de la atracción homosexual – eso significa un problema.

¿The Gospel Coalition leyó los objetivos de Living Out?
¿The Gospel Coalition leyó la Resolución de Lambeth aprobada por Living Out?
¿The Gospel Coalition examinó completamente a Allberry y la organización que representa?

¿Se puede tomar como conservadoramente bíblico algo escrito por los autores de Living Out? 


La promoción de Sam Allberry por The Gospel Coalition (TGC) es desconcertante. Es bastante desconcertante preguntar: ¿La Coalición Evangélica cree en lo detestable de la homosexualidad?

Tomado  y publicado con permiso: 
http://pastormathis.com/index.php/2017/06/14/does-the-gospel-coalition-believe-in-the-heinousness-of-homosexuality/
Traducción: J.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son importantes. "Que tus palabras sean las necesarias a fin de edificar a quienes las lean".

POR LA SUPREMACÍA DE CRISTO EN ESTA GENERACION

Este blog se hace responsable de lo que publica, pero no se hace responsable de lo que los autores de los artículos o las páginas de las que estos son extraídos, crean en su demás teología o en las practicas que ellos tengan a nivel personal.

Se desea a través de este blog, expresar el pensamiento bíblico coherente, y más cercano a la confesionalidad histórica y reformada y aportar para la aplicación de ella en la vida cristiana, pero no avalamos lo que en contradicción a la fe reformada histórica algunos de los autores hagan o vayan a hacer en un futuro

A Dios sea la goria.