viernes, 4 de abril de 2014

CONFERENCIAS IGLESIA Y FAMILIA REFORMADA



IGLESIA & FAMILIA
REFORMADA
10 y 11 de Junio



Conferencistas

Scott T. Brown 
Es el presidente del Centro Nacional para la Integración de Familias e Iglesias y es anciano en la Iglesia Bautista Hope en Wake Forest, Carolina del Norte. Scott se graduó de la Universidad Estatal de California en Fullerton con una licenciatura en Historia y recibió una Maestría en Divinidad de la Escuela de Teología Talbot. Él le dedica la mayor parte de su tiempo al ministerio pastoral, a conferencias sobre la paternidad, a la reforma de la iglesia, y al fortalecimiento de la familia. Él y Deborah han estado casados por 31 años y tienen cuatro hijos adultos. Scott también ayuda a las personas a pensar sobre las dos instituciones más importantes que Dios ha establecido: la iglesia y la familia.


Dan Horn
Es un anciano en Hope Baptist Church, Wake Forest, Carolina del Norte. Dan es un programador informático que ha sido el presidente de Datatek, Inc., una pequeña empresa de software, veintiún años. Él ha estado casado con Kendra durante veinticinco años y tienen tres hijos, Joshua, Rachel, y Stephen. Es escritor de varios libros de Teología. Hasta ahora uno de ellos traducido al español llamado: Santificado por Dios, un llamado al Sabath cristiano. Publica sus libros por Reforming To Scriptures Press, ministerio que administra. Ha participado en conferencias dentro y fuera de su país.



El ministerio:



Ha elaborado un documental que retrata la realidad de los ministerios juveniles. Véalo aquí





DESCRIPCIÓN GENERAL DE LA CONFERENCIA
IGLESIA & FAMILIA REFORMADA

En esta conferencia vamos a sentar las bases para la reconstrucción de los motores del discipulado y evangelismo más poderosos de Dios sobre la tierra: La iglesia y la familia. ¿Cómo es esto posible? Sólo cuando hay un retorno a las Escrituras como nuestra única guía. Dios ha puesto de forma única a la iglesia y la familia como las más importantes instituciones de enseñanza para el discipulado. Cada una de ellas juega un papel distintivo para la gloria de Dios. Estas dos instituciones han sido diseñadas por Dios para funcionar en armonía. Por ejemplo, es muy difícil tener una familia fuerte y bíblicamente ordenada sin la iglesia y es igualmente difícil tener una iglesia fuerte, sin una familia bien ordenada. ¿Qué hacemos cuando la iglesia se encuentra en un estado de deterioro? La solución es 'Sola Scriptura' 'Sólo Escritura’ Debemos volver a las Escrituras solamente y dejar los inventos de  hombres que han corrompido la iglesia.

Los conferencistas afirmaran su creencia de que la escritura es la única capaz de proporcionar las respuestas adecuadas a nuestras preguntas de hoy para la vida de hogar  e iglesia. Esta conferencia buscará  fortalecer nuestra comprensión de la doctrina de la suficiencia de las Escrituras e ilustrará cómo se aplica en la iglesia y la vida familiar. Creemos que la doctrina de la suficiencia de las Escrituras es el más importante campo de batalla doctrinal en la iglesia de hoy. 
De esto dependen la pureza de la Iglesia, la supremacía del evangelio y el buen funcionamiento de las instituciones: Iglesia y Familia.

El artículo I de la confesión CNIFI lee: “Afirmamos que nuestro Dios que todo lo sabe se ha revelado  a Sí mismo y Su voluntad en una revelación completa - en los sesenta y seis libros del Antiguo y del Nuevo Testamento, que son totalmente adecuados, en  contenido y claridad para  "todo lo que pertenece a la vida ( salvación) y a la piedad (santificación)", incluyendo el orden de la iglesia y la familia. (2 Pedro 1:3-4 ;  2 Timoteo 3:16-17).

Negamos que el pueblo de Dios deba tratar Su Palabra como inadecuada para la iglesia y la vida familiar, incorporando Su completa revelación con la psicología humanista, modelos de negocios corporativos, y las técnicas modernas de mercadeo".

Imagínese una vida de iglesia y familia que  han sido creadas y proceden de la fuente de la sabiduría de Dios.
La iglesia necesita una corrección de rumbo.

Queremos comunicar que la suficiencia de la Escritura es la doctrina indispensable para la iglesia del siglo 21. Este es el punto en el que la iglesia se extravió en el siglo 20. La iglesia se olvidó de esta doctrina en el siglo 20 y fue contaminada por múltiples oleadas de ideas pragmáticas y mundanas. Sólo se recuperará si recobramos el principio de vivir de - "Toda palabra que sale de la boca de Dios." Si no es así, la iglesia  va a repetir los errores del pasado y a sumergirse cada vez más profundamente en la confusión, corrupción y la apostasía.

Mientras largos segmentos de la iglesia tropiezan  por el mal fruto del movimiento   “Iglesia de vida con propósito”  ahora se tambalean en el movimiento de la iglesia emergente, que abandona el verdadero evangelio - ¿Cuál será el  próximo? Lo más probable es el paganismo! A medida que la iglesia conservadora sigue cenando en la mesa del banquete del pragmatismo ¿Qué será lo próximo? La pérdida de toda una generación! ¿Cuál es la raíz de toda esta confusión?  ¡Un rechazo de la doctrina de la suficiencia de las Escritura!

Las madres y los padres de la invención están matando a la iglesia y la familia.
¿Vamos a seguir tratando de resolver las cosas por nuestra propia cuenta, e inventar nuestro propio estilo de vida familiar y de iglesia? ¿Vamos a seguir golpeando nuestras cabezas contra las rocas y bebiendo de los manantiales mundanos que no sacian? ¿Por cuánto tiempo se comerá lo que no es pan? 

Como resultado de nuestras propias invenciones:
Las familias no saben cómo ser familias
Los hombres no saben lo que significa ser hombres
Las mujeres no saben lo que significa ser mujer
Las Iglesias no saben lo que significa ser verdaderas iglesias
Los creyentes cristianos no saben qué pensar de la ciencia
Los creyentes no saben cómo crecer en Cristo
Los miembros de la Iglesia no saben lo que dice la Biblia acerca del dinero, la educación, casarse o incluso la importancia de la iglesia.

Nuestro clamor es: "Que la Escritura sea suficiente para la Iglesia del siglo 21", Queremos reunir a miles de las personas que participan en nuestras iglesias a tener en cuenta este principio, para enseñar a una nueva generación a vivir de toda palabra que sale de la boca de Dios;  experiencia sublime que nos ayude a reflexionar sobre cada problema que enfrentaremos en el siglo 21. Creemos sinceramente que la iglesia y la familia están desprotegidas cuando no creen que la Escritura es suficiente.



Inscripción Previa
Cupo Limitado
Para Inscripciones:

Teléfonos en Bogotá
 510 7008 - 300-2842473
 701 3119 - 300-5504254
475 6845 - 320-2830317


Más Información:
Pastor Jorge E. Castañeda: 300-5528563 
Pastor Guillermo Gómez: 315-2043072 



sábado, 15 de marzo de 2014

CREACIÓN ¿DÓNDE ESTÁ LA PRUEBA?



Tomado de:



A través de los años, mucha gente me ha retado con una pregunta como esta: 'He tratado de testificar con mis amigos. Dicen que no creen en la Biblia y no están interesados en lo que contiene. Quieren pruebas verdaderas de un Dios quien creó; todo y entonces escucharán mis declaraciones acerca del Cristianismo. ¿Qué prueba puedo darles sin mencionarles la Biblia, para que ellos me escuchen?'


En resumen, mi respuesta es como la que expongo a continuación.

Evidencia
Creacionistas y evolucionistas, Cristianos y no Cristianos, todos tienen la misma evidencia, los mismos hechos. Piensa en esto: todos tenemos la misma Tierra, las mismas capas de fósiles, los mismos animales y plantas, las mismas estrellas; ¡tenemos la misma evidencia!
La diferencia está en la forma en que interpretamos los hechos. Y, ¿por qué interpretamos los hechos de forma diferente? Porque empezamos con diferentes presuposiciones. Éstas son planteamientos tomados como verdad aún sin poderlas comprobar. Éstas entonces se vuelven las bases para otras conclusiones. Lo que hace que todo el razonamiento esté basado en presuposiciones (también llamados axiomas). Esto se convierte especialmente relevante cuando se trata de eventos pasados.

Pasado y presente
Todos nosotros existimos en el presente, y los hechos existen en el presente. Cuando alguien intenta entender cómo apareció la evidencia (¿De dónde vinieron los animales? ¿Cómo se formaron las capas fósiles? etc.), lo que en realidad está intentando hacer es conectar el pasado al presente.

Sin embargo, si no estuvimos en el pasado para observar los eventos, ¿cómo podemos saber lo que ocurrió para poder explicar el presente? Sería grandioso tener una máquina del tiempo para poder saber con seguridad acerca de los eventos pasados.
Los Cristianos por supuesto dicen que ellos, en cierto modo, tienen una 'máquina del tiempo'. Ellos tienen un libro llamado Biblia que declara ser Palabra de Dios quien siempre ha estado ahí, y quien nos ha revelado los eventos más importantes del pasado acerca de lo que necesitamos saber.

Basándonos en estos eventos (Creación, Caída, Diluvio, Babel, etc.), tenemos un conjunto de presuposiciones para construir un modo de razonamiento que nos lleva a interpretar la evidencia del presente.

Los evolucionistas tienen ciertas creencias acerca del pasado y presente que ellos presuponen, por ejemplo: No hay Dios (o al menos ninguno que desempeñe actos de creación especial), así que construyen una manera diferente de pensar para interpretar la evidencia del presente. En consecuencia, cuando Cristianos y no Cristianos discuten acerca de la evidencia, en realidad están discutiendo acerca de sus interpretaciones basadas en sus presuposiciones.
Por eso el debate comúnmente se vuelve algo como: '¿Qué no puedes ver de lo que estoy hablando?' 'No, no puedo. ¿Y tú no puedes ver cuán equivocado estás?' 'No, no estoy equivocado. Es obvio que estoy en lo correcto' 'No, no es obvio.' Y así continúa.

Estas dos personas están discutiendo acerca de la misma evidencia, pero están viendo la evidencia a través de un cristal diferente. No es hasta que estas dos personas reconozcan que la discusión realmente es sobre las presuposiciones con las que tienen que empezar, que ellos empezarán a ocuparse de las razones fundamentales de sus diferentes creencias. Una persona no interpretará la evidencia de manera diferente hasta que vea a través de otro cristal, lo que significa cambiar las presuposiciones de uno mismo.


He visto que un Cristiano que entiende estas cosas puede ver a través de un cristal evolucionista (sin aceptar las presuposiciones como verdaderas) y entender cómo ven la evidencia. Sin embargo, por varias razones, incluyendo las espirituales, uno que no es Cristiano no puede ver a través del cristal Cristiano, a menos que reconozca la naturaleza presuposicional de la batalla y que cuestionara sus propias presuposiciones.

Por supuesto que a veces es posible, que con tan sólo presentar 'evidencia', puedes convencer a una persona de que un argumento científico, en particular de la creación, tiene sentido 'en los hechos'. Pero usualmente, si esa persona escucha después una interpretación diferente de la misma evidencia que parezca mejor que la tuya, esa persona se alejará de tu argumento, pensando que ha encontrado 'hechos más contundentes'.

Sin embargo, si has ayudado a esa persona a entender este punto de las presuposiciones, entonces será más capaz para reconocer esto por lo que es, una interpretación diferente basada en presuposiciones diferentes; por ejemplo las creencias iniciales.

Como profesor, noté que cada vez que enseñaba a los estudiantes lo que creía que eran los 'hechos' de la creación, posteriormente su otra maestra, re- interpretaba los hechos. Los estudiantes venían después conmigo diciendo, 'Bueno señor, tiene que intentar otra vez.'

Sin embargo, cuando aprendí a enseñar a mis alumnos cómo interpretamos los hechos, y cómo las interpretaciones están basadas en nuestras presuposiciones, cuando la otra maestra intentaba reinterpretar los hechos, los estudiantes retarían las presuposiciones básicas de la maestra. Entonces, los estudiantes ya no venían a mí, sino iban ¡con la otra maestra! Esta maestra estaba molesta conmigo porque los estudiantes no aceptaban su interpretación de la evidencia retando los principios fundamentales de su pensamiento.

Lo que sucedió es que aprendí a enseñar a los estudiantes cómo pensar en vez de qué pensar ¡Vaya diferencia para mi clase! Me alegra cuando me encuentro con algún estudiante décadas después y me dice cómo se convirtió en un Cristiano activos y sólido como resultado de la clase.

Términos de Debate
Si alguno acepta una discusión sin usar la Biblia, como cierta gente insiste, entonces ellos han determinado los términos del debate. En esencia esos términos son:

1. Los 'Hechos' son neutrales. Sin embargo, no hay tales 'hechos netos' o 'hechos absolutos'; todos los hechos son interpretados. Una vez que la Biblia es eliminada del argumento, entonces las presuposiciones Cristianas desaparecen, dejándolas inservibles para dar efectivamente una interpretación alterna a los hechos. Sus oponentes entonces, tienen el dominio mientras continúen teniendo sus presuposiciones.

2. La verdad puede/debe estar determinada independientemente de Dios. Sin embargo, la Biblia afirma: 'El temor del Señor es el principio de la sabiduría' (Salmos 111:10); ' El temor del Señor es el principio del conocimiento' (Proverbios 1:7). 'Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente' (1Corintios 2:14).
Un cristiano no puede divorciar la naturaleza espiritual de la batalla de la batalla misma. Uno que no es Cristiano no es 'neutral'. La Biblia es muy clara: 'El que no es conmigo, contra mi es; y el que conmigo no recoge, desparrama' (Mateo 12:30); 'Y esta es la condenación, que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas' (Juan3:19).

El estar de acuerdo con tales términos de debate, implícitamente acepta las proposiciones de que el relato de la Biblia sobre la historia del universo es irrelevante para entender esa historia!

A final de cuentas, la Palabra de Dios es la que redarguye
1 Pedro 3:15 y otros pasajes dicen claramente que debemos usar cada argumento que podamos para convencer a la gente de la verdad, y 2 Cor. 10:4-5 dice que estamos para refutar errores (como Pablo en su ministerio con los Gentiles). No obstante, nunca debemos olvidar Hebreos 4:12: 'Porque la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que toda espada de dos filos, y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.'

También Isaías 55:11: 'Así será mi palabra, que sale de mi boca; no regresará a mí vacía, sino que hará lo que me place, y ciertamente hará lo que le envié hacer.'

Aún cuando nuestros argumentos humanos pueden ser poderosos, finalmente es la Palabra de Dios la que convence y conduce a la gente a la verdad. En todos nuestros argumentos, no debemos separar lo que decimos de la Palabra que redarguye.

Aplicación Práctica
Cuando alguien me dice que quiere pruebas o evidencias 'reales', no la Biblia, mi respuesta es así: 'Tu puedes no creer en la Biblia, pero yo sí creo. Y creo que me da las bases correctas para entender este universo e interpretar correctamente los hechos a mi alrededor. Voy a darte algunos ejemplos de cómo al construir mi pensamiento con base en la Biblia explica el mundo y no contradice a la ciencia. Por ejemplo, la Biblia establece que Dios hizo distintos tipos de animales y plantas. Déjame enseñarte que pasa cuando construyo mi pensamiento en esta presuposición. Voy a ilustrarte como procesos tales como la selección natural, el fluido genético, etc. Pueden ser explicados o interpretados . Vas a ver como la ciencia de la genética tiene sentido basada en la Biblia.'


Por supuesto uno puede hacer esto con numerosos ejemplos científicos, mostrando como el tema del pecado el juicio, por ejemplo, es relevante para evidencia geológica y fósil. Y como la caída del hombre, con la subsecuente maldición en la creación, tiene sentido con la evidencia de mutaciones dolorosas, violencia y muerte.

Una vez que he explicado esto con detalle, continúo:
'Ahora déjame pedirte que defiendas tu posición concerniente a esta materia. Por favor muéstrame ¿cómo tu modo de pensar, basado en tus creencias, tiene sentido con la misma evidencia? Y quiero que me muestres dónde mi lógica y mi ciencia están equivocadas.'

Debatiendo de esta manera, un Cristiano está:

1. Usando presuposiciones bíblicas para construir un modo de pensamiento para interpretar la evidencia.

2. Mostrando que la Biblia y la ciencia van de la mano.1

3. Retando las presuposiciones de la otra persona (muchos no saben que las tienen).

4. Forzando al que debate, a defender lógicamente su posición consistente con la ciencia y sus propias presuposiciones (muchos notarán que no lo pueden hacer)

5. Honrando la Palabra de Dios que redarguye el alma.
Recuerda que no es bueno convencer a la gente a creer en la creación, sin guiarlos a creer y confiar en el Creador y Redentor, Cristo Jesús. Dios honra a aquellos que honran su Palabra. Tenemos que usar vías que honren a Dios para alcanzar a las personas con la verdad de lo que realmente es la vida.

Naturalismo, Lógica y Realidad
Aquellos que van en contra de la creación, puede que no estén conscientes de su presuposición fundamental, excluir a Dios a priori, llamado naturalismo/materialismo (todo proviene de la materia, no existe lo sobrenatural, no hay inteligencia creadora inicial).2 Los siguientes dos ejemplos de la vida real, enfatizan algunos de los problemas de 'presuponer':

1. Un joven se acercó a mí en un seminario y me dijo: 'Bien, yo aún creo en el "big-bang (Gran Explosión)", y que llegamos hasta aquí por un proceso de casualidad. Yo no creo en Dios.' Yo le respondí 'Bueno, entonces obviamente tu cerebro y el proceso de tus pensamientos son el producto de la casualidad, así que, no sabes si evolucionó de manera correcta, o aun cuál es el significado de correcto en este contexto. Joven, tú no sabes si estás haciendo la afirmación correcta, ni siquiera si estás haciéndome la pregunta correcta.'

El joven me miró y habló alocadamente, '¿Cuál fue el libro que recomendaste?' Él finalmente se dio cuenta que sus creencias contradecían sus propios fundamentos -tal 'razonamiento' destruye la misma base de la razón.

2. En otra ocasión, un hombre vino a mí después de un seminario y dijo: 'De hecho, soy ateo. Debido a que no creo en Dios, no creo en absolutos, así que, reconozco que no puedo ¡ni siquiera estar seguro de la realidad!' Le respondí, 'Entonces, ¿Cómo sabes que realmente estás aquí haciendo esta afirmación?' 'Buen punto,' él contestó. '¿Qué punto?' le pregunté. Él me miró, sonrió y dijo, 'Tal vez deba irme a casa,' Yo contesté, 'tal vez no esté ahí.' 'Buen punto,' él dijo. '¿Qué punto?' Le respondí.

Este hombre captó el mensaje. Si ultimadamente no hay Dios, filosóficamente, ¿cómo se puede hablar sobre la verdad? Cómo podría uno, aun racionalmente, creer que existe tal cosa como la verdad ¡mucho menos definirla!


Nota editorial: para mayor información sobre la lógica formal y la fe Cristiana, Loving God With All Your Mind: Logic and Creation (Amando a Dios con toda tu mente: Lógica y Creación).

Notas
De hecho, la ciencia podría evitar convertirse en mortinato sólo en un cuadro cristiano. Aun filósofos seculares de la ciencia están virtualmente unánimes en esto. Requiere de presuposiciones bíblicas como un universo real y objetivo, creado por un Legislador Divino, que no es ni inconstante, ni engañoso - y quién también creo la mente del hombre en un modo que fue en principio capaz de entender el universo. [Nota: Refuting Evolution (Refutando la Evolución), Cap. 1, discute esto con mayor detalle].

Esta presuposición es aún defendida como una 'necesidad práctica' en la discusión de las cosas científicas incluyendo orígenes, por algunos que se profesan Cristianos siendo evolucionistas.

Ken Ham

 El australiano Ken Ham es el presidente y fundador de Respuestas en Génesis–U.S. y del famoso Museo Creacionista (más de un millón de visitantes en menos de tres años). Desde que se mudó a los Estados Unidos en 1987, Ken se ha convertido en uno de los oradores cristianos más solicitados por conferencias y programas de entrevistas.

viernes, 7 de marzo de 2014

DOCTOR MARTYN LOYYD JONES - ENTREVISTAS Y BIOGRAFÍA

El Doctor Lloyd Jones, fue ministro de Westminster Chapel, en Londres durante treinta años. Su ministerio de predicación personal, y por medio de sus libros y grabaciones tras su muerte, han influido en cristianos de numerosos países y denominaciones.

Se graduó como Doctor en medicina y en su juventud fue auxiliar del Médico de la Casa Real Británica. En 1927 entró en el ministerio cristiano y desde entonces ha sido uno de los mas influyentes predicadores del mundo de habla inglesa, a la vez que sus obras, sermones, etc; se han traducido a muchas lenguas.

En 1981 pasó a la presencia del Señor, pero su actualidad e influencia no han disminuido en absoluto, entes bien, se han extendido aun más.
Parte 1

Parte 2



UNA BREVE BIOGRAFÍA


martes, 4 de febrero de 2014

PROGRAMA RADIAL FUNDAMENTOS

Desde ahora en este mismo Blog, las emisiones en mp3 de su programa radial FUNDAMENTOS. Con facilidad de descarga.



El programa FUNDAMENTOS, es un espacio donde se desean abordar diversos temas tratados a la Luz del Fundamento inamovible de la Palabra de Dios.

¿Desea sugerirnos un tema?
Póngase en contacto con: jorge.e.cd@gmail.com

Recuerde: Nunca estamos tan seguros como cuando edificamos sobre el Fundamento de la Palabra de Dios.


Instrucciones para encontrarnos:

Estamos en la parte superior derecha del Blog.


Para descargar:



sábado, 25 de enero de 2014

¿LA BIBLIA DA PARA TODO?




“El papel aguanta todo”, es una expresión que tiene como fin poner en duda cualquier asunto que se ponga por escrito independientemente su autoridad. He escuchado este argumento para hablar de la Biblia y así expugnar su certeza y pertinencia par hoy.

En el caso de las Escrituras, quizá podríamos decir que en la gama de interpretaciones bíblicas, “La Biblia da para todo”. Por supuesto, esto no es una crítica a la Biblia misma ni una contradicción a mi adhesión a su inspiración, infalibilidad e inerrancia, sino a la desafortunada realidad de las desastrosas interpretaciones de las Escrituras de parte de los confesos cristianos que ha llegado a formar parte del colectivo evangélico y replicado hoy por los medios masivos de comunicación.

Dos casos últimos, solo como muestra, nos da a entender el virus maléfico que había estado bajo la superficie pero ahora se pasea haciendo gala de su fealdad e incoherencia. La mal llamada y nombrada ‘pastora’ del Movimiento Mira, ha tomado de la Biblia, asuntos descontextualizados con respecto al sacerdocio Aarónico del Antiguo Testamento para afirmar su prohibición que las personas discapacitadas presidan públicamente. Su interpretación bíblica es tal que puede arbitrariamente sacar ese principio del Antiguo Testamento, pero dejara un lado otros que no encajarían en su propia manera de ver las cosas. Si su manera de interpretarla Biblia fuera coherente, de rescatar de las prescripciones levíticas todos los requisitos para quienes presiden, ella misma tendría que abandonar su cargo, basado en que solamente los varones presidían como sacerdotes y levitas.

De hecho, el problema no está en establecer una práctica basada en el Antiguo Testamento, porque hay sinnúmero de principios que estamos obligados a obedecer, siendo ellos fundamentados en el Antiguo Testamento. El punto es que debe haber un principio objetivo, claro, no contradictorio, para que sepamos qué asuntos tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento se presentan como obligación para el creyente bajo el Nuevo pacto. Principios que no sean arbitrarios, que no dependan de mi manera particular de ver el cristianismo ni mucho menos, que uno mismo pueda moldearlos a su conveniencia.

El segundo caso es el de nuestro gran goleador, quien afirmó estar muy dolido porque sus ilusiones de participar en el mundial parece que se esfuman y afirma que ‘tiene una esperanza como un grano de mostaza a la cual se aferra, la cual es suficiente para creer que su ilusión por el mundial aún está vivía. Dios hace posible lo improbable y en el creo yo’. Esto no parece tan indignante como las declaraciones de aquella mujer ni sufren el rigor del impacto publico y discriminatorio pero es altamente ofensivo para aquellos que nos confesamos en máxima subordinación a las Escrituras. Contiene la misma cantidad de confusión y subjetividad arbitraria que descartar a un varón para el ministerio de predicación por alguna discapacidad.


No es para nada probable que el Señor Jesús cuando afirmó que quien tuviera fe como un grano de mostaza haría lo imposible, estuviera pensando en la rodilla de Radamel. Tampoco creo que al decirle a sus discípulos que lo que es imposible para los hombres es posible para Dios, haya estado interesado en el staff de jugadores de la selección Colombia rumbo al mundial de Brasil. Pero esta interpretación es tan típica, tan generalizada, pero terriblemente dañina para este mundo que es necesario detenerla.

La hermenéutica, ciencia de la interpretación bíblica, nos diría que los textos han tenido un significado primario, original. Antes que nosotros naciéramos ya tenía un significado que seguramente es el significado que debe dársele para luego aplicarlo a casos individuales. Si mi capacidad de entender el significado primario de la Biblia, en su contexto, se ve nublado por mis casos particulares, la manera de aplicar la Biblia a mi vida, será desastrosa, arbitraria y peligrosamente muy subjetiva. Mientras que si llego al significado que el Santo Espíritu dio al inspirar tales textos, los entiendo en su significado y contexto, luego al aplicarlos a mi vida, lo haré de la manera justa y real y sin duda podré decir que la Palabra de Dios se ha aplicado a mi vida.

La interpretación privada de la Biblia tan defendida por los reformadores del siglo XVI, no es sinónimo de interpretación arbitraria de ella. El libre examen de las Escrituras no es un permiso absoluto de interpretar la Biblia de la manera más liviana, subjetiva, parcializada y ligera que se pueda. El derecho que Dios le dio a su pueblo de leer e interpretar el Sagrado Tomo, no los autoriza a hacer su propia versión de cristianismo y espiritualidad ya que solo hay un Dios y una fe.

El tráfico indebido de máximas bíblicas no es un bien para el mundo, ni para el cristianismo, por supuesto. No basta con que un cantante mundano que se confesa cristiano, se vaya tranquilo a dormir porque citó en su canción o en sus declaraciones partes de la Biblia y piense que ha dado testimonio de la fe y ha sido un valiente testigo. Es muy probable que haya ido a la cama como alguien más culpable de seguir esparciendo el virus de subyugar la Biblia a criterios subjetivos y personales que alejan a las gentes del verdadero mensaje de Dios. Y si ya teníamos el problema de defender ante la gente que el papel de la Biblia aguanta todo, ahora tendremos otros, defender el evangelio ante el mundo violento que nos dice que la Biblia da para todo. El ya difícil mensaje del evangelio se levanta más enemigos por irresponsabilidades como las que anotamos. Pero usted sabe que eso no es lo único, cada día hay más y más de esto.



La hermenéutica no es un lujo de los seminaristas, si un creyente no busca ser más diestro en interpretar el sagrado libro, su mente será la incubadora del virus que hoy lamentamos. Que quede claro, Dios si nos habla hoy por su Palabra Santa, la Biblia, pero por ella bien interpretada. Si decimos tener la Biblia como Palabra de Dios, es necesario que la tratemos como tal.


Martinius Lucanius

viernes, 17 de enero de 2014

UN LLAMADO AL DISCERNIMIENTO

Son tiempos difíciles para ser cristiano por la gran confusión e ideas erradas que abundan disfrazadas de cristianismo.

No hay otra manera de ejercitar el discernimiento que en el Espíritu Santo, dados a la Palabra de Dios y entendiendo en algo los tiempos que nos tocó vivir.

Este vídeo retrata lo que está frente a nosotros y el porqué la necesidad de Discernimiento


miércoles, 25 de diciembre de 2013

ÉL SALVARÁ A SU PUEBLO DE SUS PECADOS


Mateo 1:18-25

En esta época en que popularmente se celebra la Navidad, muchos pierden cada vez más el profundo -y a la vez-, altísimo significado de esta época. Y sí que podemos ser críticos con respecto a esta época. 

Se critica estas festividades porque son épocas muy emocionales en detrimento de lo razonable y yo las criticaría por ser tan poco emocionales que se quedan en alegría externa y temporal y no comprometen lo suficiente del intelecto. Se critica esta época por el impacto desproporcionado que causa en la mente de los hombres a diferencia de otras épocas y yo las critico porque no impactan lo suficiente a los hombres, tanto que su impacto permanezca todas las épocas del año. Se les critica por la idealización y culto de la felicidad y yo las critico por ser tan pobres en proporcionar la verdadera felicidad del individuo que el otro día o el mes siguiente los hombres sufren de depresión.

Sé que se les critica por ser una época que estimula la codicia y yo les critico por no estimular demasiado la codicia. Tan poco estimula esta época que los hombres se sacian con facilidad con regalos materiales y primas navideñas. Amputan tanto la codicia que no se desea el Don más alto y la Perla de gran precio. Se critican estas festividades por estar tan centradas en los regalos y yo las critico porque no están tan centradas en los verdaderos dones, tanto que los hombres idolatran la envoltura y se quedan desprovistos de los verdaderos regalos de Dios y Del Regalo de Dios. Se critica esta época porque los hombres se sacian con demasiado a su alrededor y yo las critico porque los hombres se sacian con demasiado poco a su alrededor.


Si pudiéramos generalizar nuestra critica a estas épocas sería que no van tan lejos, no son tan ambiciosas, no llegan tan profundo, que son muy vanas y superficiales, que no prometen mucho, que sacian el hoy pero no dan esperanza, que hunden en vez de levantar, que ciegan en vez de alumbrar. Esta época tiene que hacer demasiado ruido para acallar y desviar a la gente de lo que es y debe ser uno de los mayores y más solemnes recuerdos de los cristianos y por qué no, de toda la humanidad: La concepción sobrenatural y el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo o con otras palabras, que el Verbo se haya hecho carne.

El texto que leímos es típico y creo que hoy se estará predicando de él o textos afines como en ninguna época del año. Esta vez deseo centrarme en la Frase: ‘Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados’ y mirar lo que contiene esta frase, lo que implica esta frase. Está tan llena de contenido y es tan rica en significado que no se queda corta, nunca sufre de quedarse a la mitad, provee el verdadero gozo, felicidad, esperanza, nos deja apreciar los verdaderos dones, estimulan los afectos, llenan el intelecto, sacian el alma profundamente y para nada es superficial. Este texto es supremamente evangélico, doctrinal, práctico, directo, claro, que si solo tuviésemos ese texto para definir la obra de Cristo, sería suficiente.



1. ‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que Jesús tiene un pueblo.
De acuerdo al decreto eterno, Dios Padre le dio un pueblo a su Hijo amado para que fuese hecho su Salvador, de manera que el Señor Jesús puede reclamar propiedad sobre este pueblo. Pero no solo por elección sino por redención, pues el Señor amó tanto a su pueblo que se entregó por él. Ese pueblo de Cristo se llama iglesia, su redil, su esposa, su casa, su cuerpo. Es una ciudad con ciudadanía definida, es tan solo un pueblo, allí todos son de Cristo y Cristo de ellos.1. ‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que Jesús tiene un pueblo.

2. ‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que este pueblo debía ser rescatado.
Como leemos, esta frase también da por sentado que debía darse por ellos, de lo contrario no podrían ser llamados su pueblo. Ese pueblo que en el decreto se le dio, eran vistos también como pecadores que mientras estuviesen bajo la autoridad del pecado, no hubiesen podido efectivamente ser su pueblo. Estas personas eran contadas por un lado entre la masa de pecadores pero vistos con un amor electivo que debía ser patente por la obra de salvación de su Cristo.

3. ‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que son ellos los objetos de su obra y no todo el mundo.
Este texto es clave, si se leyera muy bien no habría diferencias doctrinales con otras personas. Es evidente que el Señor vino a salvar a su pueblo, a ese pueblo que le fue dado. No vino a salvar a todas y cada una de las personas de este mundo. Cuando se despojó de sus glorias y se hizo carne, lo hizo con el fin de rescatar su pueblo, personas definidas con nombre propio, no fue a la cruz a la ventura sino con una agenda definida, su pueblo.

4. ‘Él salvará a su pueblo de sus pecadossignifica que el Señor Jesús entró a este mundo anunciando la naturaleza de su ministerio.
El ángel anunció que su objetivo al venir a este mundo estaba definido. Su objeto era salvador. Desde antes de ser concebido en el vientre se anuncia el propósito de su venida. Que quede claro cuál es y no otro. Son palabras sencillas a las que todos podemos acceder y no son palabras de difícil comprensión. Vino a salvar, vino a rescatar su pueblo de sus pecados. De eso se trata Jesús, el Evangelio, la Biblia. Dar un mensaje que no tenga como principio, medio y fin, la salvación del pecado por Cristo no es de ninguna manera evangelio.

5.Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que Jesús está comprometido con su obra.
Con toda certeza se nos señala que habría una determinación en su obra. No es una palabra esperanzadora sobre Él, como que se quisiera que Él fuera esto o aquello. Sino que lo haría mostrando su compromiso a hacerlo. Cada día el Señor Jesucristo caminó hacia el calvario, cada vez que aumentaba en sabiduría y gracia, era un día de mayor determinación hacia la cruz. Desde niño se le marcó un camino y un objetivo en el que empeñó su vida tanto que nadie puede acusarlo de infidelidad o ignorancia a su obra. Sabe para qué vino y se dirigió sin titubear a la obra que le fue encomendada.

6.Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que solo Él salva.
El mensaje es claro amigos y hermanos, Él -dice la Biblia-, Él salvará. Entendemos que Cristo usa medios como las Escrituras para llamar a los suyos a sí mismo. Les da la fe con que ellos se aferran a Él. Pero que quede claro que la Biblia no es la que salva sino Cristo. No es la fe la que salva, es Cristo. Él usa medios, pero Él es la Causa efectiva de la salvación de su pueblo. ‘Él’ es un artículo definido, ‘Él’ es totalmente exclusivo y discriminatorio. La autoría de la salvación y la ejecución de ella son solo de Él.

7.Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa nadie se salva a sí mismo.
Nadie coopera con su salvación, nadie se prepara para recibir la gracia, nadie puede aportar nada para su salvación, en absoluto, nada de lo que hagamos o no hagamos pensemos o no, puede de alguna forma mínima ayudar o cooperar en ponerlo a uno en el camino de la salvación, mucho menos salvarlo. Él no recibe ayuda para salvar, cooperación para hacerlo. Él salvará a su pueblo de manera que solo una persona exclusiva se lleva toda la gloria por la salvación.

8.Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que la salvación se encuentra en una Persona y no en una acción.
Dice que Él salvará por lo que la salvación tiene que ver con Alguien no con hacer algo. Si alguien estuviera atorándose y deseamos salvarlo ¿que toca hacer? Una acción ¿verdad? Pero si decimos que la única manera de ser salvo es acercándose con fe al Salvador ¿Quién es el que hace la acción? No es haz, es cree en Alguien. El apóstol Pedro lo dijo en Hch.4:12 que ‘en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podemos ser salvos’. De manera que la salvación se encuentra ligada a una Persona no tanto a un acto. Es el objeto de la fe el que salva, es en lo que se fía el alma. Todos los medios de gracia, instituidos por Dios mismo nos llevan a un fin, el fin es Cristo. La frase ‘Él salvará’ indica esta unión entre salvación y Cristo.

 9. ‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que la condenación es una realidad patente.
Si el Señor Jesús tiene que salvar, no haría una obra tan grande, misteriosa, profunda como encarnarse si el pueblo que rescataría estuviera simbólicamente condenado. Era condenación pura, esclavitud real, cadenas, vicios, que realmente sumen a los hombres bajo censura divina, bajo la ira de Dios, bajo la lejanía de los dones benéficos de Dios por la eternidad. La cárcel, el secuestro, las profundidades de la tierra son solo pequeños mensajes nublados de una realidad más grande. La gente se condena de verdad, sin segunda oportunidad, sin marcha atrás, sin más remedio. El infierno es tan real y el pecado que lleva a la gente a ese lugar es tan verídico que Él vino a salvarlos de verdad.

10.Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que solo existe una única salida de la condenación.
Hablar de absolutos en una era relativista no es muy amable, pero no deseo serlo en esto. Él salvará significa que aparte de Cristo la gente se pierde. O es Cristo o no es nada. O es Cristo o tu obediencia, moralidad, intentos, virtudes, son menos que papel mojado. No es por la ley, la misma que Dios dio. No es por justicia propia, no es por obras, no es por sentires, inclinaciones o religiosidades. Es por Cristo que la gente se salva. Tal vez miles de caminos llegan a Roma, pero solo uno a Dios y este es Cristo. Es una frase que deja sin valides las más altas religiones y practicas suene esto intolerante o no. No es por apego a su propia religión, sinceridad en sus creencias, fidelidad a lo que la gente conoce. Es solo por Cristo y nada más.

11. ‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que los pecados de ellos son reales.
El ángel anunció que el Señor se llamaría Jesús porque su labor sería rescatar a su pueblo de sus pecados. No habló de debilidades o imperfecciones. No habló de exageraciones o fisuras de carácter. No habló de explosiones o muestras de pecado. Habló que Jesús salvaría a su pueblo de pecados. Palabra directa, incomoda, certera, pero no hay otra más. Es más que un error, es más que una falta, es más que una violación, es un completo errar la voluntad de Dios, es la más descarada contradicción a Dios, sus perfecciones, obras y mandamientos. Son aberraciones, corrupciones, depravaciones, de las más negras, de las más inmundas. Eso es pecado y no es una palabra amable con la que debamos jugar. Salvará del pecado, dijo y eso haría.


12. ‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que los pecados de ellos les pertenecen.
Significa que ellos tienen como propiedad sus pecados, Se puede decir que son de ellos y de nadie más. Su condenación no es por los pecados de otro sino de los suyos. No habla tan solo del pecado como un estado sino de sus pecados como la palabra que más abarca nuestra situación. Son nuestros, los que amamos, los que – a causa de apretarlos tanto contra el pecho-, nos marcaron el pecho y las manos. Son los que están con nosotros y se han fusionado con nuestra personalidad, puntos de vista, idiosincrasia y hasta el acento y gestos, como palabras y actitudes. Son sus pecados, sus transgresiones, sus delitos, son de ellos, cada uno de sus pecados reclama ser hijo del individuo. Este mensaje no nos pasa por encima, el pueblo de Dios sería salvado de sus propios pecados vergonzosos y miserables.

13. ‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que va a sacar a su pueblo de sus pecados.
La acción del Señor Jesús es salvar de [entre] los pecados en toda la extensión de la palabra. No es salvar en sus pecados sino salvar de ellos, de su poder, de su condenación de su influencia y hasta de su presencia. No salva a gente para que ellos queden allí, salvara de sus pecados, sacará de ellos, redimirá de estos vicios y transgresiones. Que para eso fue enviado y encarnó es claro en el texto. Nos sacó hermano de su condenación, culpa poder y nos sacará del pecado finalmente. Su nombre mismo está empeñado en esta tarea que no puede fallar. Salvará, dijo el ángel enviado por Dios y Dios que no puede mentir, así lo hará.

14. ‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que hay esperanza.
¿No te hincha el pecho estas palabras? Que negros son nuestros propios pecados, solo con los nuestros tenemos, ahora súmale todos los pecados de todo su pueblo en todas las épocas que ellos hayan vivido y vivirán. Piensa en toda cultura y los pecados de culturas antiguas y modernas. Donde Dios tenga pueblo, allí, según el ángel, salvaría a su pueblo de sus pecados. ¡Que esperanza! ¿No sentimos que nos hundimos en el pecado? ¿Qué no vale la pena la lucha? ¿No dudamos que quizá de que Él lo logre? Pero dice ‘Él salvará’ y eso nos llena de esperanza. Fracasamos hoy, seguramente, pero Él salvará. Tropezamos hoy y nos frustramos, pero Él salvará. Miras tu presente y te desesperas, pero mira tu futuro según estas palabras y toma animo; ¡Él salvará!

15. ‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que hay certeza.
Pero vamos un paso más adelante, aquí hay esperanza pero hay seguridad. Despoja al Señor de su Nombre y lamenta que esta profecía no se pueda cumplir. Pero tiene un nombre sobre todo nombre y se llamará Jesús para siempre. Tan cierto como que se llama Jesús, salvará a su pueblo de sus pecados. Si no lo hiciera no solo empeñaría su nombre sino su vocación. Salvará hermanos, salvará. Viene pronto el día cuando mires hacia dentro de ti y no encuentres ni un pecado, ni una tendencia mala, ni un pensamiento amargo, un alma sin malicia, sin desprecio, sin odio, sin envidia. Mirarás a tu interior y no encontraras motivos de vergüenza o dolor ¿Por qué? Porque se dijo que Él salvará a su pueblo de sus pecados y lo habrá hecho de forma perfecta. El canto de la eternidad es que Él lo hizo y solo Él merece la gloria.

¿Cómo?
Pero el asunto que estaba implícito en este mensaje era el cómo. Ciertamente salvaría a su pueblo pero ¿Qué mente hubiera supuesto la manera en que se obraría esta salvación? ¿Ángeles lo habrían supuesto? ¿Los más grandes eruditos le la ley? ¿Acaso la filosofía? ¿Acaso alguno lograría ver que el mensaje dado al ángel estaba escrito con tinta carmesí? ¿Vieron los pastores de Belén algo más allá? ¿Habría una criatura suponer el alcance de estas palabras? ¿Piensas en esta época en las implicaciones del pesebre? ¿Reconoces hacia donde señalaba ese establo?

Es aquí cuando el cielo calla y la humanidad debería parar su bullicio porque Aquel que nacería, salvaría a su pueblo de sus pecados aferrado voluntariamente a la cruz. Si al ángel le hubiese tocado anunciar, no solo que ‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’, sino la manera, se le hubiese quebrado su voz. El Señor Jesús fue martirizado e izado en una cruz y si pudiéramos ponerle un título a esa escena del monte de la Calavera ese viernes en la tarde oscura ¿Cuál sería? ‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’.


Pero mira al Salvador colgado del madero y a menos que hayas entendido el mensaje del ángel a José, no podrás entender la fuerza de sus palabras en: Jn.19:30: ‘Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu’. Nota cuidadosamente las palabras usadas por este evangelista: Jesús…dijo ¿Quién fue? ¿Cómo le llama? Jesús. Y ahora sí ¿Qué dijo? Consumado es.

Por eso te decía que si una crítica le cabe a esta época es que no llega tan profundo.

‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que si no eres del pueblo de Dios no serás salvo. Piénsalo amigo, Él salvará a su pueblo, ven y haz parte de Su pueblo, arrepentido, humillado, necesitado, sediento. Ven y cree que la cruz del Calvario soportó al Autor de la salvación. Ven y se salvo por su gracia.


‘Él salvará a su pueblo de sus pecados’ significa que el día final, cada ciudadano de su pueblo le verá cara a cara y participará del Don de Dios. No habrá una alegría ni un gozo terreno que se le parezca con el que se pueda comparar. Él salvará debe ser una convicción y estímulo para vivir una vida agradable a Dios. Y tal vez un estímulo extra por el que podamos hoy decir verdaderamente: Feliz Navidad.

POR LA SUPREMACÍA DE CRISTO EN ESTA GENERACION

Cada ser humano encuentra la razón de su existencia solo cuando se orienta hacia Dios y su Gloria, a través del sacrificio de Cristo. Solo de esta manera podrá hallar el Supremo Bien para su vida.

Los que lo hemos encontrado nos sentimos en profunda deuda con Aquel que nos llamó y sabiendo que nunca podremos pagar la obra de Gracia hecha en nuestra vida, queremos responder en amor y servicio a Cristo, nuestro Señor y Salvador, cumpliendo nuestra responsabilidad histórica en esta generación, al anhelar y tabajar para que Cristo sea Glorificado en este tiempo.

Que sea el anhelo y la procura de todos, hasta que todas las cosas sean sometidas bajo Cristo Jesús Señor nuestro.