jueves, 14 de marzo de 2013

NEO CALVINISMO


Solo deseo empezar a advertir sobre el tema, que estoy investigando un poco más. Es lamentable lo que se está presentando en los círculos reformados ahora. aquí una traducción del portugués:

Me encontré hace poco tiempo con la existencia cada vez más acentuada y aceptada de este nuevo (antiguo) movimiento denominado el neo-calvinismo o, en su término original anglosajón new calvinism. Las iglesias adeptas a esta forma doctrinal están llenas y sus ponentes son considerados por revistas seculares como los más influyentes  hacedores de opinión en los círculos eclesiásticos norteamericanos. Los jóvenes se unen en masa a los encuentros, centenas de millares de descargas de mensajes de este género son efectuadas, una inmensa red de recursos eclesiásticos está disponible online, varias iglesias, aparentemente comprometidas con la transmisión de valores cristianos en la sociedad, emergen en una sociedad visiblemente post- cristiana y relativista en sus valores morales y colectivos.

Pero ¿qué es el Neo-calvinismo? El término neo significa nuevo y el término calvinismo es el nombre dado a la rama del protestantismo que siguió las enseñanzas del reformador Calvino. Así, el término neo-calvinismo sugiere una forma de Calvinismo diferente de su significado original.

Se debe ampliar que el Calvinismo, en su origen, fue un seudónimo gestado por los opositores de Calvino y se tornó, para éstos, en un término de sentido peyorativo que califica a todo aquel que defiende tan odiada doctrina de la predestinación, como si esta doctrina hubiese sido una invención de Juan Calvino.

Según Kuyper, el vanguardista del llamado neo-calvinismo, el Calvinismo puede ser visto de varias maneras: como un nombre sectario dado a los reformados por sus opositores; un nombre confesional usado por aquellos que se alinean a la doctrina de la predestinación y otras verdades con ella relacionadas; un nombre denominacional utilizado por las iglesias que desean ser identificadas como calvinistas en un sentido científico, sea usado en un sentido histórico, filosófico o político.

El neo- calvinismo es una tendencia doctrinal cuyo concepto fundamental- y bastante abreviado- es la idea de que el Calvinismo es más que los 5 puntos (TULIP), más que un movimiento eclesiástico o confesional. Kuyper, teólogo, estadista y periodista holandés, afirmaba que el Calvinismo era una visión del mundo y de la vida mucho más amplia que nos permitiría descubrir mejor el sentido de la vida. Como cristianos, los calvinistas debían traer sus principios para el mundo a tal modo de influenciarlo y transformarlo, redimirlo y  reclamarlo para Cristo a quien toda creatura pertenece. La soberanía de Dios se revela en la sociedad, en el Estado y en la Iglesia. En éste particular es que, según las críticas, el movimiento en cuestión difiere del Calvinismo clásico. Si bien Calvino defendía la soberanía de Dios sobre todo y todos, el sistema de Kuyper era ya un desvío del pensamiento original de Calvino.

A fin de convencer a sus oponentes de la veracidad de su nueva doctrina, Kuyper utilizó la dialéctica Heggeliana de la tesis- antítesis- síntesis. La tensión entre la tesis (Iglesia) en su antítesis (mundo) significa que la Iglesia vive de acuerdo con el principio de la gloria de Dios, mientras que el mundo, enemigo de Dios, vive de acuerdo con el principio de la enemistad con Dios. Se puede deducir que no puede haber puntos de intersección ni de cooperación entre los dos campos en oposición.         

La síntesis encontrada por Kuyper relativa a estos puntos de tensión se evidencia en su estudio sobre Gracia Común. Según él la gracia común restringe el proceso destructivo del pecado en el género humano y habilita al Hombre, aunque no regenerado por el Espíritu, a desarrollar las fuerzas latentes de la Creación y así contribuir para la realización del mandato cultural divino ordenado antes de la Caída. Esto es, que los cristianos deben comprometerse como los no-cristianos a una especie de redención cultural luchando por mejores condiciones de vida, promoviendo la justicia social, defendiendo el ambiente, envolviéndose en las artes y ciencias, en el desarrollo de la cultura, dado que ambos gozan de la misma gracia común otorgada por Dios. En resumen, esta doctrina de la gracia común de Kuyper es el pívot de toda su teología que moldeó las mentes de varios responsables de las iglesias más contemporáneas: la redención de la cultura según el mandato cultural de Dios.

La cuestión no es discutir si el cristiano tiene o no una tarea en el mundo y en la sociedad, pero se debe definir en qué moldes esa misma tarea debe ser realizada y en que bases bíblicas ella debe ser justificada. Por otra parte, esta doctrina en la manera en cómo está expuesta nos hace pensar en una dualidad de redención en los propósitos divinos: los elegidos son traídos a la salvación por Cristo como Mediador y Redentor (gracia particular) y el cosmos con todo su potencial cultural es redimido por Cristo como Mediador de la Creación (gracia común).

Tal visión redentora nos lleva a una visión optimista del mundo y su cultura, incluso anti-cristiana, y diluye la separación que debe haber entre las tinieblas y la luz, entre lo sagrado y lo profano, entre la Iglesia y el mundo. No que Kuyper haya perdido de vista esta distinción, pero de la manera que la doctrina es exhibida y por el uso que sus seguidores le dieron a la práctica que la misma lleva, inexorablemente, a lo mundanal. La dialéctica de Heggel de la tesis- antítesis- síntesis ha dado sus pruebas nocivas en la sociedad como recientemente se vio en la ideología comunista/socialista. El gobierno no puede dar a alguien lo que no va a favor de otro. Cuando mitad de la población entiende la idea de que no necesita trabajar, pues la otra mitad de la población iría a sustentarla, y cuando esa otra mitad entiende que no vale más la pena trabajar para sustentar la primera mitad, entonces llegamos al comienzo del fin de una nación. La igualdad de esta ideología produce inevitablemente la exaltación a la mediocridad en detrimento de la excelencia.

Del mismo modo, la síntesis defendida por Kuyper de la redención de la cultura, siendo la Iglesia la tesis, el mundo la antítesis y su redención la síntesis, genera una exaltación del pecado en perjuicio de la santidad. En la cruz por la redención del mundo, el cristiano se “cita” con él, se mezcla y, por fin, se mundanaliza según el principio que es más fácil poner levadura en la masa que tirarla. En cuanto a  las llamadas “zonas de sombra” es de destacar que el gris es sólo una mezcla del blanco y del negro.  

Los neo-calvinistas constantemente hacen alusión a los puritanos, pero rehúsan vivir como ellos o adorar a Dios como ellos hacían: reverente, ordenada y educadamente. En el anhelo de guardar el fundamentalismo teológico del siglo XVI y ser relevantes para el siglo actual, ellos simplemente viven la doctrina de una manera intelectual y espiritualmente hueca. 

La cultura mundana proporciona la sensualidad física y emocional en simultáneo con la exposición de la doctrina calvinista de la predestinación y elección que trae un cierto confort intelectual. Calvinismo y el estilo carismático extremista son perniciosamente mezclados en una seudo-adoración que roza lo herético y cuyos frecuentes tonos y vocabulario de los discursos del púlpito serían objeto de repudio hasta en cualquier estación de TV. Es imposible  predicar la doctrina puritana sin, simultáneamente, vivir (o intentar vivir) la santidad puritana. Ellos viven una tragedia espiritual esquizofrénica. Y que el verdadero calvinismo y el mundanalismo son opuestos y es imposible una síntesis de los dos.

Traducción: Daniel Castañeda
Tomado de: Semperreformanda-Teología

http://semperreformanda-teologia.blogspot.com/2011/11/neo-calvinismo.html

3 comentarios:

  1. nuy buen aporte, es triste que en la actualidad haya ese moviento, pero es real, y hay que dar a conocer lo que las escrituras dicen, tendran apariencia de piedad pero negaran la eficacia de la misma.

    bendiciones

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. El artículo es una caricatura de las ideas de Kuyper,como comenta Guillermo Creen, " Muchos han intentado hacer decir cosas que Kuyper jamás ha dicho" Esto ya al intentar refutarlo, como en intentar justificar prácticas mundanas.

    ResponderEliminar

Tus comentarios son importantes. "Que tus palabras sean las necesarias a fin de edificar a quienes las lean".

POR LA SUPREMACÍA DE CRISTO EN ESTA GENERACION

Este blog se hace responsable de lo que publica, pero no se hace responsable de lo que los autores de los artículos o las páginas de las que estos son extraídos, crean en su demás teología o en las practicas que ellos tengan a nivel personal.

Se desea a través de este blog, expresar el pensamiento bíblico coherente, y más cercano a la confesionalidad histórica y reformada y aportar para la aplicación de ella en la vida cristiana, pero no avalamos lo que en contradicción a la fe reformada histórica algunos de los autores hagan o vayan a hacer en un futuro

A Dios sea la goria.