jueves, 7 de marzo de 2013

DISPENSACIONALISMO


En el tema de las posturas proféticas escatológicas que nombrábamos y clasificábamos en la entrada anterior, afirmábamos que al menos cuatro de ellas son las más representativas. Y deseamos dirigir nuestra atención a la postura más nueva en la historia de la Iglesia que a su vez representa lo que la mayoría de las iglesias cristianan sostienen en la actualidad.

Será oportuno advertir que la historia del dispensacionalismo y sus posturas tienen más detalles que el lector interesado en el tema puede indagar, aquí presentaremos a nivel muy general y en resumen, lo que se conoce como dispensacionalismo.

No es fácil rastrear el origen del Dispensacionalismo, para algunos se remonta a una supuesta revelación que una joven de escocia de 15 años, Margaret MacDonald, tuvo en un mes de Abril de 1830, donde se le mostró que la segunda venida de Cristo sería en dos etapas. Para otros Edward Irving o John Darby y posteriormente Scofield entre otros, con su difusión de la Biblia comentada que lleva su apellido, le darían su estructura y promoverían su expansión con otros elementos más elaborados que fueron evolucionando con el correr del tiempo.

Aunque es oportuno decir que no hay una sola forma de dispensacionalismo, lo que les identifica en forma general es: La venida de Cristo dividida en dos (¿tres o cuatro?) etapas, un reino Mesiánico de mil años literales y la distinción radical entre Israel y la Iglesia.

Así el dispensacionalismo enfatiza que Dios ha tratado con el hombre de diversas maneras y en diversas dispensaciones, entendiendo dispensación como un periodo de tiempo durante el cual el hombre es probado con respecto a la obediencia en alguna revelación especifica de la voluntad de Dios.

Según el punto de vista dispensacional de las últimas cosas, Dios tiene dos planes paralelos, uno con la nación judía y el otro con los gentiles y la iglesia. Los designios de Dios para Israel han quedado en un paréntesis o un standby desde que ese pueblo rechazó al Mesías y le llevó a la muerte, lo que ha dado lugar a la dispensación de la iglesia. Es decir, mientras que ese Israel disperso sigue su historia, Dios se enfoca en la Iglesia, por lo que se llama al periodo actual, la era o dispensación de la Iglesia. Así, los planes de la segunda venida de Cristo van dirigidos a la iglesia primeramente y luego el Señor se encargará de la nación judía.





El Dispensacionalismo afirma que al final de los tiempos, la venida del Señor tiene dos fases. En la primera el Señor aparecerá en las nubes y raptará secretamente a la Iglesia sacándola del mundo antes de la Gran Tribulación. Mientras que la iglesia arrebatada participa de las Bodas del cordero por siete años en el cielo, en la tierra se dará el reino del Anticristo durante el cual algunos serán martirizados por su fe. Al cabo de esos siete años se presentará la batalla del Armagedón y Cristo aparecerá (¿Por tercera vez?) con su iglesia para derrotar al Anticristo y sus huestes y para separar las ovejas de los cabritos.

Inmediatamente da paso (al terminase el paréntesis) al cumplimiento final de todas las profecías relativas a Israel, pues empieza un reino milenario, donde el remanente creyente de Israel que estuviera vivo para esta segunda (¿tercera?) venida de Cristo y la iglesia con cuerpos no glorificados, inaugurarán el reino milenario de Cristo. En este milenio literal los judíos que crean en Cristo serán salvos (pese a que el Espíritu Santo ha sido quitado de la tierra en el arrebatamiento), y por mil años los judíos reinarán sobre todos los pueblos de la tierra.

Un poco antes de terminarse los mil años, Satanás que había sido atado en los siete años, será desatado y reunirá a los pueblos incrédulos para la rebelión final. Allí serán destruidos por la tercera (¿cuarta?) aparición de Cristo y posteriormente vendrá el Gran Juicio Final y de allí en adelante la eternidad.

Conclusión
El Dispensacionalismo es un sistema que deja bastantes dudas. Pero quizá algunas de las más difíciles de aceptar es que, para mantenerse, tienen que revisar su lenguaje para no hacer parecer que no solo la segunda venida de Cristo se presentará en dos fases sino hasta tres y cuatro según el lenguaje que se use. Es inevitable llegar a esta conclusión que se aleja de la sencillez bíblica con respecto a la segunda venida de Cristo.

Además, mucho de su estructura se mantiene en pie bajo la premisa que los propósitos de Dios hacia Israel y la Iglesia son distintos y radicalmente separados, tanto que el uno no se mete con el otro. Así que, si se lograra rebatir este punto, el dispensacionalismo se derrumbaría. Lo difícil de entender es que la Biblia no guarda silencio al respecto y muchos de los dispensacionalistas solo asumen como cierto lo que han aprendido y no se han dado a la tarea de dirigirse bíblicamente sobre el particular.

De esta manera, el dispensacionalismo que es premilenial (Creen que la segunda venida de Cristo será antes del milenio) y pretribulacional (Creen que la segunda venida de Cristo es antes de la Gran Tribulación) no pasa el escrutinio fiel de la Palabra de Dios y debe ser altamente revisada por aquel que desee entender la revelación Bíblica escatológica.

P. Jorge Castañeda 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son importantes. "Que tus palabras sean las necesarias a fin de edificar a quienes las lean".

POR LA SUPREMACÍA DE CRISTO EN ESTA GENERACION

Este blog se hace responsable de lo que publica, pero no se hace responsable de lo que los autores de los artículos o las páginas de las que estos son extraídos, crean en su demás teología o en las practicas que ellos tengan a nivel personal.

Se desea a través de este blog, expresar el pensamiento bíblico coherente, y más cercano a la confesionalidad histórica y reformada y aportar para la aplicación de ella en la vida cristiana, pero no avalamos lo que en contradicción a la fe reformada histórica algunos de los autores hagan o vayan a hacer en un futuro

A Dios sea la goria.