viernes, 13 de junio de 2014

¿POR QUE LA BIBLIA ES LA MEJOR GUÍA PARA LOS QUE VOTAN?

Esta es una temporada para las guías de los que votan, en este tiempo nos saludamos con otra persona preguntando ¿por quién vas a votar? Con el ambiente de la alegría política y la erudición, en nuestras iglesias zumban con las conversaciones de los candidatos, no olvidemos de la importancia del peso que significa nuestro rol como individuos y como una iglesia en este asunto.

…Las decisiones que se hacen pueden tener implicaciones de largo alcance, no solo para nuestra nación, sino también para el mundo entero. Por lo tanto este no es un asunto pequeño para nosotros, pensar bíblicamente en emitir nuestro voto. Y nuestro deber es buscan en primer lugar el honrar a Dios con nuestro acto de votar.

Como cristianos la pregunta más importante durante la temporada de elección es: ¿Dios en la Biblia da a su pueblo la dirección de cómo identificar a los líderes civiles (mas) dignos? Nosotros sabemos que hay requisitos para los pastores, pero ¿Qué pasa para los líderes civiles? ¿Existen mandamientos? ¿Hay ejemplos? ¿Existen principios que nos puedan guiar? La respuesta es ¡Si¡

Dios en su bondad, no nos ha dejado solos y sin revelar sus pensamientos y darnos sus principios para la selección de los líderes civiles. De hecho Él declara explícitamente en la Escritura los tipos de líderes civiles por los que deberíamos votar a favor. Como buen pastor Dios da guía a su pueblo para seleccionar que tipo de líderes promover, este es un gran regalo a su pueblo, que Él nos mostrara como identificar los buenos líderes. Si bien hay muchos lugares en la biblia para ir en busca de respuestas.



Hay cuatro textos claves que nos dan la   claridad sobre el tema: Éxodo 18:21, Dt. 1 : 9 –17, Dt. 17 19 – 20, Rom. 13 1-10.

Solo por un momento dejemos de lado nuestras afiliaciones políticas e intentemos cerrar nuestro oídos a las opiniones del hombre y la euforia política que nos rodea. Dese una mirada fresca, -obstruida por la emoción y la lealtad al partido político-, en la  clara lista de requisitos que la Biblia nos da para seleccionar gobernantes. Un breve estudio de estas escrituras nos provee lo que un líder civil debe ser:

Sabio (Deuteronomio 1:13)
Este requisito describe a un hombre que es hábil en la administración, con la capacidad de manejar significativos y complejos asuntos, con discreción y buen juicio. Debemos reconocer que ‘el principio de la sabiduría es el temor de Dios’. (Sal.111:10; Prov. 9:10).

Entendido (Deuteronomio 1:13)
Vamos a votar por los hombres con un agudo sentido de comprensión y perspicacia, este tipo de hombre es capaz de ver las cosas de modo que estas realidades son reveladas, un hombre de entendimiento tiene la habilidad de ver más allá de la superficie. Nosotros reconocemos cuando un candidato tiene entendimiento  por la manera en que sigue los preceptos del Señor. (Sal.111:10).

Conocido (Ex.18:21; Dt. 1:15 y 17:15)
Los líderes civiles deben ser seleccionados de entre su propia gente, la gente debe conocer al candidato, esto es el por qué la Constitución….requiere que el Presidente tiene que ser natural de (su país).

Probado en la capacidad de liderar (Deuteronomio 1:15)
No todos los hombres han sido igualmente dotados en la capacidad de liderazgo, algunos son capases de comandar grandes reinos, mientras que otros son mejores para los reinos más pequeños, el éxito en los reinos más pequeños abre la puerta para los mayores: ‘el que es fiel en lo poco, es fiel en lo mucho’. (Lc.16:10).

Justo en sus juicios (Deuteronomio 1:16-17)
Esto requiere un líder civil para ver las cosas como son realmente y  así tomar decisiones a través de los lentes de la justicia bíblica, el juzga justamente, de acuerdo a la justicia de Dios, sin que se deje influenciar por las apariencias.

Imparcial  (Deuteronomio 1:17)
Él trata al grande y al pequeño con el mismo amor y verdad, pues Dios no hace acepción de personas y él no debe ser un líder que haga acepción de personas, un legislador civil debe estar igualmente interesado por los ricos y por los pobre, los pequeños y los grandes, debe ejecutar justicia sin respecto a la raza, género y origen nacional, o cualquier otra distinción categórica hecha en la sociedad.

Sin temor al hombre. (Éxodo 18:21; Deuteronomio 17:19)
Los hombres complacientes son un desastre como líderes. Los líderes deben temer a Dios y hacer justicia, no ser gobernados por el temor al hombre ‘el temor del hombre pondrá lazo, pero el que confía en Jehová será salvo’ (Prov. 29:25) ‘no teman a los que matan el cuerpo… teman a aquel que…tiene poder de echar en el infierno; si a Él teman, les digo a Él teman. (Lc. 12:4-5).

Un hombre (Éxodo 18:21; Deuteronomio 1:13)
La Escritura requiere que nosotros escojamos sabios, entendidos, y hombres expertos. La palabra hombre usada aquí no es el termino genérico de “humanidad”, sino más bien la palabra “varón”. En cualquier lugar de la Biblia una de las cualidades para los lidere civiles es que sean hombres, no mujeres.

Capaz (Éxodo 18:21)
La palabra traducida “poder” es más frecuente que la palabra traducida “ejercito” valor o fuerza. Esta cualidad se centra en sí, en que Él tiene fuerza. Los que son elegidos deben ser hombres de carácter que no van a vacilar ante una presión extrema o tentación.

Temor al Dios verdadero (Éxodo 18:21; Deuteronomio 17:19; Romanos 13:4)
Aquí aprendemos de la naturaleza fundamental de su relación con Dios, la primera preocupación de este hombre es su fidelidad al único Dios verdadero en todas las cosas. Muchas personas no son conscientes de lo importante que es este requisito. Dios da el mandamiento de temer a Dios al líder civil: (Sal. 2:10-12; 2 Cr. 19: 6-7). Después de todo un líder civil es un ‘ministro’ o un ‘diacono’ de Dios para el bien, esta es la clase de hombre que tiene una conciencia que es siervo de un Dios Santo. Su preocupación es por la gloria de Dios. “Bienaventurado el varón que teme al Señor” (Sal. 112: 1).

Veraz (Éxodo 18:21; Deuteronomio 16:19)
Nosotros tenemos que elegir a los hombres que guarden su palabra, la mayoría de los líderes, toman un juramento de su cargo con la mano puesta en la Biblia, cuando ellos asumen su oficio o cargo. Nuestro gobierno está basado sobre las promesas de nuestros dirigentes para mantener la ley y ser veraces. Jesucristo dice: ‘Que tu si sea si y tu no, no, porque todo los que es más que esto proviene del mal’ (Mt 5: 37).

Aborrecedores de la avaricia (Éxodo 18:21; Deuteronomio 17:17)
El poder es corruptor. Esto se espera con demasiada frecuencia, que quienes ha sido como oficiales civiles…se corrompen rápidamente por el atractivo de popularidad, poder y dinero. Las tentaciones son grandes. Solamente en un  hombre que odia la codicia  se puede confiar que no será fácilmente desviado por la adulación, los sobornos y los favores políticos.

Guiado por la Palabra de Dios (Deuteronomio 17:18-20)
Los líderes civiles deben ser guiados por la autoridad de la Escritura. En Israel a los líderes civiles se les mandó escribir una copia personal de la Escritura para su propio estudio. Esto era para ser leído todos los días de su vida. ¿Por qué? Para que aprendieran a temer al Señor su Dios y  tener cuidado de observar todas las palabras de esta ley (Dt.17:19).

Confiar solo en Dios (Deuteronomio 17:17)
Este requisito tiene que ver con el lugar donde un líder civil pone su confianza y esperanza. ¿Su confianza está en su capacidad militar? ¿Está su confianza en la fuerza de otras naciones? O es de los que se dice: ‘¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda, y confían en caballos; y su esperanza ponen en carros, porque son muchos, y en jinetes, porque son valientes; y no miran al Santo de Israel, ni buscan a Jehová!’ (Is, 31:1). Si  no confía en Dios, no está calificado.

Fiel en el matrimonio (Deuteronomio 17:17)
La Biblia es clara  que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, ya que los dos van a ser una sola carne, esta definición excluye, varias esposas, las razón es dada, ‘pues no sea que su corazón se aparte’.

Libres del amor al dinero (Deuteronomio 17:17)
Él no debería ser conducido por el amor hacia las riquezas. Los líderes no deben ser dirigidos por la avaricia y el amor a las riquezas.

Conclusión
Imagina por un momento lo que sería ser gobernados por hombres como estos que son entendidos, conocidos, probados en la capacidad de liderazgo, justos en sus juicios, imparciales, sin miedo del hombre, capaces, temerosos del verdadero Dios, sinceros, que odien la codicia, guiados por la Palabra de Dios, confiando en Dios solamente, fieles en el matrimonio y libres del amor al dinero.
Cuando los cristianos emiten su voto sobre la base de estos preceptos, están haciendo una declaración de que ‘la justicia engrandece a la nación’ (Prov. 14:34). Es demasiado fácil ser conducidos por el  miedo, la fiesta, los medios de comunicación, tus amigos y líderes espirituales respetados.

Las elecciones políticas proporcionan a los cristianos la oportunidad de votar como representantes de Cristo, como los defensores de la verdad y como los que confían públicamente en la Palabra de Dios. Es una oportunidad especial para la iglesia, para andar en su papel, como ‘columna y baluarte de la verdad’.

¿Qué principios pueden guiarle mientras se prepara para votar próximamente? ¿Cómo va a tomar su decisión? ¿Cómo evaluar a los candidatos?

Así que antes de consultar todas las otras guía de votación, asegúrese que ha priorizado correctamente las Palabras de la Escritura por encima de la otras voces, de cómo se analizan los candidatos. Después de todo, la Biblia es la mejor guía de votación que usted tendrá siempre.


Scott Brown

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son importantes. "Que tus palabras sean las necesarias a fin de edificar a quienes las lean".

POR LA SUPREMACÍA DE CRISTO EN ESTA GENERACION

Este blog se hace responsable de lo que publica, pero no se hace responsable de lo que los autores de los artículos o las páginas de las que estos son extraídos, crean en su demás teología o en las practicas que ellos tengan a nivel personal.

Se desea a través de este blog, expresar el pensamiento bíblico coherente, y más cercano a la confesionalidad histórica y reformada y aportar para la aplicación de ella en la vida cristiana, pero no avalamos lo que en contradicción a la fe reformada histórica algunos de los autores hagan o vayan a hacer en un futuro

A Dios sea la goria.